• Categorías

  • Archivos

  • Autor

    José MORENO

  • Text_2

    Inspección con boroscopio en climatización y ventilación

    La Inspección con boroscopio en climatización y ventilación permite ver de forma visual el estado interno de los conductos y máquinas que componen este tipo de instalaciones y obtener al mismo tiempo una prueba gráfica con la grabación de vídeo o la toma de fotografías puntuales sobre el grado de suciedad o de problemas puntuales que se detecten.

    Inspección con boroscopio en climatización

    Los sistemas de climatización y ventilación nos protegen del frío y del calor, pero este tipo de instalaciones pueden derivar en el síndrome del edificio enfermo cuando su mantenimiento no es el adecuado.

    Un mantenimiento deficiente de las instalaciones hacen que la acumulación de suciedad junto a la falta de luz y la humedad provoquen la concentración del dióxido de carbono y generan un caldo de cultivo para hongos y patógenos que se transmiten contaminando el aire con consecuencias para la salud para las personas que lo respiran.

    Por ello es recomendable el mantenimiento regular de todos los sistemas de climatización y ventilación y la normativa vigente obliga a su ejecución en edificios de tipo público.

    Para realizar un mantenimiento efectivo, la inspección visual es determinante. El sistema de boroscopia es un aliado para este tipo de trabajos puesto que facilita introducir una cámara cctv con la que ver en detalle el estado interior de los conductos y de otros elementos del sistema.

    Desde el monitor a color se visualiza, graba y fotografía en formato digital el grado de suciedad acumulada así como otros factores de riesgo como la presencia de humedad o posibles deterioros en los elementos que componen la instalación.

    Aprovechando el acceso por difusores o rejillas, la cámara cctv del boroscopios se introduce por tramos horizontales o verticales como shunts o chimeneas de ventilación de considerable longitud, siendo este método el único para alcanzar puntos inaccesibles sin necesidad de desmantelar la instalación.

    Tras la inspección visual, la empresa dedicada al mantenimiento y limpieza de la instalación procederá a la recogida de muestras y tras su análisis en el laboratorio identificará el grado de infección para determinar finalmente cual es el proceso de limpieza y desinfección más adecuado a ejecutar.

    Los profesionales del mantenimiento y e instalaciones de climatización y ventilación encuentra en el boroscopio una solución muy eficiente, económica, rápida, fácil y limpia para el mantenimiento de los conductos y la detección de problemas dentro de este tipo de instalaciones.