A menudo tendemos a no hacer la distinción entre distribuidor y fabricante. Para este tipo de producto, esta diferencia toma todo su sentido. El distribuidor es totalmente dependiente del fabricante en términos de existencias y de precio de venta (si el fabricante sube sus precios, el distribuidor deberá repercutirle sobre su precio de venta si no quiere ver su margen comercial bajar). La misma cosa sobre el servicio posventa, el distribuidor es sólo el intermediario entre usted y el fabricante y pues no tiene la maestría sobre los costes y plazo de reparación.
Como fabricante, tenemos una participación en las fábricas de fabricación con el fin de contribuir a las evoluciones de nuestros productos aportando las vueltas de experiencia de nuestros clientes. Además, nuestra calidad de fabricante nos permite tener una gestión de existencias eficaces y mitigar lo más de prisa posible a un agotamiento de las existencias eventual. En caso de SERVICIO POSVENTA, podemos responder mucho más rápidamente porque no hay ningún intermediario y tenemos en existencias todas las piezas de recambio. También disponemos de un taller donde pruebas sobre los nuevos productos son efectuadas sin interrupción para garantizarle un nivel óptimo de satisfacción. Los solos productos de los que somos distribuidores hoy son nuestra gama de localizadores: AGM-VM540 y RD 7100. En la medida en que nuestra política comercial está basada en la reactividad, también tenemos existencias permanentes de estos productos.


Nuestros clientes